Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Matronas  >  Artículo actual

Caso clínico: Atención al embarazo complicado con una colestasis intrahepática

Por   /  29 Agosto, 2016  /  No hay Comentarios

AUTORES: Rodríguez Villa, S., Cutilla Muñoz, A.M., Gilart Cantizano, P.

INTRODUCCIÓN

COLESTASISLa colestasis intrahepática (CIH) es una afección propia de la gestación que da su aparición en el tercer trimestre de la misma, excepcionalmente antes de la semana 26, objetivándose un pico en la semana 30 (1). Se trata de una forma reversible, no obstructiva de colestasis intrahepática que se resuelve tras el parto (2).

La incidencia de CIH se estima en 10 – 100 casos por 10000 embarazos presentando amplia variabilidad geográfica en su aparición, desde un 4% en Chile a menos de un 1% en Estados Unidos y Australia (1, 3).

Resultados fetales adversos como el aumento de la morbilidad perinatal, prematuridad, hipoxia y muerte fetal intraparto son las características más indeseables y probables de esta patología, derivadas de la elevación de los ácidos biliares y que hacen necesario un rápido diagnóstico y tratamiento de la patología (1, 2, 3, 4). Sin embargo, no se asocia a complicaciones maternas aunque sí se ha evidenciado una alta tasa de recurrencia en gestaciones futuras (45-70%) y un mayor riesgo en estas mujeres de enfermedad hepática futura (1, 2, 4).

El objetivo del tratamiento es disminuir la concentración en sangre de ácidos biliares hasta alcanzar la madurez fetal. El fármaco de elección es el ácido ursodesoxicólico. Asimismo, se recomienda la finalización de la gestación mediante inducción de parto a las 37 – 38 semanas en casos de sintomatología intratable y/o elevación de las sales biliares igual o mayor a 40 micromol/L (1, 2, 4,5).

 

MATERIAL Y MÉTODO:

Hemos efectuado una revisión bibliográfica de algunas de las bases de datos más relevantes, en español (Revisiones Cochrane, Cuiden Plus, Scielo) y en inglés (Pubmed y Cinhal). Asimismo se han revisado protocolos (SEGO) y guías de práctica clínica (Iniciativa Parto Normal, Proceso Integrado Asistencia al Embarazo, Parto y Puerperio y la guía de Práctica clínica sobre la Atención al Parto Normal, entre otras).

La estrategia de búsqueda empleada incorpora como palabras clave: colestasis intrahepática, embarazo y hepatopatía.

 

CASO CLÍNICO

Mujer secundigesta, de 33 años de edad con gestación controlada, de curso fisiológico y bajo riesgo, según el proceso asistencial integrado embarazo, parto y puerperio de la Junta de Andalucía (6). Sin antecedentes familiares de interés y con antecedentes personales de apendicectomía en la infancia. No refiere alergias conocidas a medicamentos.

La mujer cursó una primera gestación a los 29 años de edad de evolución normal hasta la semana 30, momento en el que es hospitalizada con un cuadro de amenaza de parto pretérmino. Tras administración de tratamiento tocolítico cedió la dinámica uterina y ante la ausencia de modificación cervical, la gestante es dada de alta a los 3 días del ingreso. Posteriormente, en la semana 40+2 inicia espontáneamente el periodo activo de parto finalizando con el nacimiento, de forma eutócica, de un varón de 3670 g y con Apgar 8/9.

En la gestación actual, a las 32+4 semanas por fecha de última regla, la gestante acude a urgencias presentando un cuadro de prurito intenso y generalizado que refiere, comenzó dos días atrás con localización palmo-plantar y de exacerbación nocturna. Se observa, a la exploración, lesiones cutáneas secundarias al rascado.

El test no estresante realizado al ingreso muestra una FCF basal de 135 latidos/minuto, variabilidad mantenida y reactividad del feto. No se registra dinámica uterina. En la ecografía obstétrica se aprecia un feto en presentación cefálica, con medidas antropométricas acordes a la edad gestacional, auscultación cardiaca y movimientos fetales positivos, índice de líquido amniótico normal y placenta normoinserta.

Ante la sospecha de CIH se solicita analítica sanguínea. A la espera del resultado de la concentración de ácidos biliares, se parece confirmar la sospecha: GPT 199 UI/l; GOT 88 UI/l; GGT 45 UI/l; FA 520 UI/l; Bilirrubina total 1.4 mg/dl; LDH 151 UI/l. El resultado final de ácidos biliares fue de 17 mcmol/l.

La gestante queda ingresada y se le pauta tratamiento con ácido  ursodeoxicólico (350mg   cada 12 horas), vitamina K (10 mg cada 24 horas) y Polaramine (4mg cada 12 horas).

Tras cuatro días de ingreso se decide seguir evolución de la gestación desde las consultas de la Unidad de Medicina Materno fetal del hospital de referencia, donde es citada para controles analíticos y ecográficos que derivan en la necesidad de programar la finalización del embarazo a la 37+2 semanas.

Páginas: 1 2 3

  • Publicado: 2 años el 29 Agosto, 2016
  • Por:
  • Ultima modificación: Agosto 29, 2016 @ 8:52 am
  • Publicado en: Matronas
  • Octubre 2018
    L M X J V S D
    « May    
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031  

También te puede interesar…

Actuación de la matrona en la natación durante el embarazo

Leer Más →