Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Publicaciones  >  Artículo actual

Complicaciones obstétricas en primíparas añosas

Por   /  3 Mayo, 2017  /  No hay Comentarios

Autores: José Luis Sánchez Vega

Borja Sánchez Herrera

Yolanda Ojeda Iglesias

 

INTRODUCCION

Se considera primípara añosa a la gestante de su primer embarazo con una edad superior a 35 años. Existe un porcentaje en torno al 12% de parejas españolas que tienen su primer hijo cuando la mujer ha cumplido o sobrepasado los 35 años de edad. Esto ocurre debido a la plena integración de la mujer en el mercado laboral, que hace que la maternidad se vaya posponiendo. La demora en la edad de la maternidad se ha transformado en un fenómeno común no solo el mundo desarrollado sino también en países en vías de desarrollo como consecuencia de factores económicos y sociales. Además, la medicina ha avanzado mucho en el campo de las concepciones tardías y ha minimizado los peligros que antes suponía ser madre con más de 35 años, aunque siguen estando presentes. Existen mujeres con patologías crónicas a ciertas edades a lo que se suma las modificaciones fisiológicas propias de la gestación en todos los sistemas del organismo, una de los cambios más reseñables se producen en el aparato cardiovascular. En ella la circulación se tiene que habituar a la existencia de un nuevo lecho vascular, la placenta. En la gestación a medida que va avanzando va aumentando progresivamente el consumo de oxígeno, además de que el flujo plasmático renal y la fracción de filtración permanecen durante toda la gestación por arriba de los valores de la mujer no embarazada y se produce una retención de iones y agua

OBJETIVO

Conocer e identificar las complicaciones que pueden aparecer en gestaciones primerizas con edades tardías que sobrepasan los 35 años, ya sean complicaciones obtétricas o perinatales.

 

MÉTODO

Se realizó una revisión sistemática, de artículos científicos del tema a tratar sobre publicaciones recogidas en varias bases de datos científicas, tales como Science Direct y Scielo. Usamos como operadores boleanos “and” y “or” y los descriptores primípara, gestación, añosa y complicaciones. Se limitaron los criterios de inclusión a los estudios publicados en español e inglés en los últimos 8 años, entre los periodos de  2009 y 2017.

RESULTADOS

Conforme las peculiaridades maternas, las gestantes añosas, a diferencia de las más jóvenes,  tienen significativamente menos antecedente de infecciones del tracto urinario y llevan a cabo sus controles prenatales tan igual como las más jóvenes. Existe un  riesgo tres veces más alto de aborto recurrente en añosas en comparativa con las más jóvenes. Se halló diabetes gestacional  en bastante mayor porcentaje en gestantes de edad avanzada,  que en pacientes menores de 35 años con esta patología. Se observó el doble el riesgo de trastornos hipertensivos gestacionales en gestantes añosas comparadas con las más jóvenes. No hallamos diferencia significativa respecto a la prevalencia de embarazo prolongado,  preeclampsia, hemorragia del tercer trimestre y rotura prematura de membranas (RPM). Se observó también, que el riesgo de cesárea fue ligeramente mayor en las gestantes de edad avanzada. Entre las indicaciones, se examinó que la cesárea por alteración de la presentación fetal durante el trabajo de parto ya fueran transversos o podálicos y por hemorragia del tercer trimestre  fueron considerablemente mayores en gestantes añosas. No se resalta diferencia de consideración con respecto a la prevalencia de anemia ni con el antecedente de diabetes mellitus o hipertensión presente en la familia. Se halló una relación de interés, entre la edad materna avanzada y la prematuridad sobre todo en menores de 34 semanas, así como también con el bajo peso del RN al nacer. Dentro de las complicaciones puerperales, no se halló diferencia reseñable de interés alguno. Así mismo, debemos tener en consideración que los factores mencionados se encuentran relacionados con la edad materna; por ejemplo, la cesárea por hemorragia del tercer trimestre está influida independientemente por la edad materna, resultados que pueden explicarse por la existencia de una mayor prevalencia de placenta previa y desprendimiento prematuro de placenta en gestaciones añosas, esto respondería al envejecimiento vascular y también a los desórdenes hipertensivos observados en estas pacientes, así como a modificaciones miometriales secundarias a la edad y a la mayor tasa de miomas. Algunos estudios relacionan el sangrado del tercer trimestre y la edad materna avanzada. De los estudios revisados, algunos mantienen la premisa de que una disfunción miometrial  acompaña el avance progresivo de la edad y que explicaría, por tanto el incremento del número de inducciones halladas en ciertos estudios, probablemente por la reducción de receptores de oxitocina o por la merma de la elasticidad de las articulaciones de la pelvis. Entre las complicaciones perinatales revisadas en los estudios, sostiene que la edad materna avanzada se asocia a nacimiento prematuro, peso bajo al nacer, macrosomía y a una mortalidad perinatal incrementada.  La edad materna avanzada representa un riesgo dos veces más alto de prematuridad y cuatro veces de tener un recién nacido menor de 34 semanas.

Por otro lado hay estudios que asocian una mayor incidencia de la aparición de cáncer de mama en primíparas añosas, Las hormonas desempeñan un papel fundamental en la etiología del cáncer de mama; se postula que la exposición a altos niveles hormonales, como ocurre en el embarazo, puede afectar al tejido mamario y aumentar el riesgo de malignidad, en particular en mujeres que tienen su primer embarazo después de los 35 años.

CONCLUSIONES

La edad materna avanzada en nulíparas se vincula con mas asiduidad a patología gestacional y mayor incidencia de inducciones médicas del parto y aumento de cesáreas. Todo ello influye en la morbimortalidad materna y fetal, siendo un grupo poblacional de riesgo obstétrico que necesita una atención prenatal apropiada. El incremento en la mortalidad perinatal en mujeres añosas es muy probable que sean dependientes de la prematuridad y de las anomalías congénitas más que de la edad materna, como lo señalan algunos estudios.

 

BIBLIOGRAFIA

Páginas: 1 2

  • Septiembre 2018
    L M X J V S D
    « May    
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930

También te puede interesar…

Cuidados enfermeros en la sobreingesta medicamentosa

Leer Más →