Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Actualidad  >  Artículo actual

El enfermero jerezano Antonio Barrones parte a Mozambique para atender a menores huérfanos de Lar Siloé

Por   /  22 Marzo, 2017  /  No hay Comentarios

Antonio Barrones.

El próximo 27 de marzo partirá hacia Beira (Mozambique) un nuevo equipo de la Asociación jerezana Siloé, con un doble fin: prestar ayuda humanitaria a los niños acogidos en el Lar Siloé, y formar a los jóvenes de la Escuela de Enfermería de dicha región. Uno de los cooperantes es el enfermero jerezano Antonio Barrones, uno de los fundadores de la entidad, creada en 1996.

¿Cómo se funda la Asociación Siloé?

Antonio Barrones: Empecé muy joven mi experiencia como cooperante en un albergue de Jerez, ayudando a los más desfavorecidos de mi ámbito cercano. En 1998 me trasladé al Hospital de Jerez para ejercer mi labor en lo que hoy se conoce como Unidad de Gestión Clínica de Enfermerdades infecciosas y desde entonces mi voluntariado se fija en ese área. En 1996 junto con otros compañeros fundamos en jerez la Asociación Siloé con el objetivo de crear una casa  para enfermos de sida carentes de recursos. En  1999 inauguramos el  Hogar Siloé, asumiendo personalmente la Dirección, labor que he ido desempeñando y compaginando con mi trabajo en el hospital, a base de  permisos especiales.

¿Cómo fueron los inicios?

Durante  los primeros años de funcionamiento atendíamos sólo a enfermos  terminales o  en estadíos muy avanzados, hasta que poco a poco fuimos incorporando a enfermos crónicos. En aquellos años yo me encargada de la Dirección y también ejercía mi labor como enfermero, junto a Rosalía Bejarano, que por aquel entonces era enfermera del servicio de infecciones del Hospital de Jerez, y con Aranxa Guerrico. Actualmente, las dos compañeras están ya jubiladas. Después de varios años trabajando con enfermos de Sida,  nos llegó casualmente, a través de un misionero,  la realidad de un barrio de Mozambique, en Beira, la segunda ciudad del país, donde había más de 200 niños y niñas huérfanos, en su mayoría causados  por el Sida, viviendo en  condiciones de miseria y abandono. Así, en 2004, y gracias al apoyo de entidades financieras y otras ayudas, decidimos apoyar la creación y posterior financiación del Lar Siloé, donde acogemos hasta 100 niños y niñas de entre 3 y 18 años. Ese año, enviado por la asociación, viajé hasta allí para colaborar en la selección de los menores que entrarían en el Lar. En esa ocasión, con el kit que llevamos desde Jerez, hicimos las pruebas del VIH  a 100 niños y, posteriormente, gestionamos  la atención y tratamiento a los que resultaron positivos. En ese primer encuentro con la realidad de Mozambique  constatamos  las muchas necesidades y lo mucho que había por hacer allí.

¿Es decir, que en este tiempo no habéis hecho más que crecer y multiplicar vuestra ayuda?

Exactamente. Desde entonces viajamos todos los años a Mozambique para participar activamente en el Lar en tareas de formación, educación para la  salud, talleres  de cuidados básicos, higiene, alimentación, infraestructuras e instalaciones, etc.

¿Cuántas personas componen el equipo que se trasladará este año a Mozambique?

Éste año viajo junto a otras cinco personas: un médico, un enfermero, una auxiliar de enfermería, una trabajadora social, un profesor y un técnico de mantenimiento. El objetivo es continuar con lo que venimos haciendo y abordar aspectos relacionados con la formación, acometer reformas en instalaciones eléctricas y fontanería y mejorar los equipos aportados en años anteriores de  cocina y lavandería. También nos coordinaremos con la Escuela de Enfermería de la Universidad Católica de  Mozambique, con la que colaboramos en el programa de Educación para la Salud, especialmente  en la formación de agentes de salud y  en el seguimiento del programa de becas al alumnado de Enfermería. En las vistas y reuniones que mantenemos con la Dirección de la Escuela y con  su alumnado, tenemos la ocasión de valorar la evolución de estos, y la importancia que tiene para ellos la Enfermería Comunitaria y la prevención y formación de agentes de salud. En 2015 y 2016 tuvimos encuentros con el alumnado becado desde Siloé, y fue muy gratificante para nosotros el poder comprobar que con nuestra colaboración hemos contribuido a la formación de este grupo de profesionales.

¿Cuánto tiempo permaneceréis en Beira?

La experiencia de este año comenzará el 27 de marzo y se prolongará hasta el 3 de mayo. En cualquier caso, me gustaría resaltar que la tarea  como cooperante no solo se reduce  a un mes al año, ya que durante el resto de los meses, y desde el área de cooperación de la Asociación, tenemos contactos muy frecuentes con Mozambique, utilizando las nuevas tecnologias, como  las videoconferencias y los programas de mensajería instantánea.

¿Qué necesidades tenéis?

Obviamente de financiación. Pusimos en marcha un programa de apadrinamientos de niños y niñas del Lar, y el programa de becas, dirigido tanto a jóvenes que van saliendo del Lar, como a los que estudian en la Escuela de Enfermería. Si hay alguien interesado en colaborar con nosotros en la casa de Jerez, sólo tiene que contactar con el área de voluntariado de nuestra Asociación y, tras una entrevista personal, se valorará en qué área puede participar.
 

  • Junio 2018
    L M X J V S D
    « May    
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    252627282930  

También te puede interesar…

Beneficios que aporta la realización de Pilates en el Embarazo

Leer Más →