Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Actualidad  >  Artículo actual

El enfermero Manuel Castañeda repite experiencia como cooperante en Camerún

Por   /  20 Junio, 2016  /  No hay Comentarios

DSC05502El próximo 18 de junio la ONG Kentaja celebra una comida solidaria con el fin de recaudar fondos para el envío de un contenedor de ayuda humanitaria.

Regresó a Cádiz el pasado 4 de marzo, pero parte de su corazón se quedó en Camerún, el país al que lleva viajando como cooperante desde hace seis años. Manuel Castañeda es un enfermero del Hospital de Puerto Real, miembro de la Asociación Kentaja, que año tras año viaja al país africano para ejercer su profesión y ayudar a cientos de cameruneses que ven en él, y en el resto de sus compañeros, a unos auténticos ángeles.

Pero la generosidad y solidaridad de sanitarios como Castañeda no empieza y termina en un avión. Todo lo contrario, continúa y va en aumento, fruto de los recuerdos, de las necesidades que han palpado durante su estancia en el país africano. Son conscientes de que la colaboración entre los pueblos es la única manera de poder arreglar centenares de vidas truncadas por enfermedades que en realidad tienen fácil solución. Ellos en cambio vuelven con otras heridas más profundas, de más difícil curación que sólo pueden encontrar alivio sacudiendo las conciencias del primer mundo con el objetivo de conseguir un contenedor de ayuda que les permita insuflar vida y esperanza entre los que no tienen nada.

A continuación, entrevistamos a Manuel Castañeda para conocer de primera mano sus impresiones, sus preocupaciones y los proyectos que tiene la Asociación Kentaja entre manos para seguir cooperando.

Regresó de Camerún el pasado 4 de marzo, ¿en qué ha consistido su último viaje?

Mi estancia en Camerún comenzó el 13 de enero, finalizando el 4 de marzo, ambos inclusive; en donde he continuado con el trabajo de estos últimos años haciendo gran hincapié en reforzar aspectos tan importantes para la salud como la limpieza, el aseo, la asepsia y el lavado de manos.

Mi labor fundamentalmente se ha centrado en el distrito de Massangan, realizando curas a pacientes con heridas agudas procedentes de accidentes domésticos, como quemaduras producidas por agua hirviendo, ya que cocinan con leña en el suelo; accidentes de tráfico, debido a la utilización de moto-taxi, ya que en Camerún es habitual su uso y accidentes laborales; y heridas por la utilización de machetes. Y me he encontrado con una muy alta incidencia de heridas crónicas, tanto en personas mayores como en jóvenes, así como un gran número de infecciones tanto a nivel de partes blandas como de osteomielitis. También he llevado a cabo un taller de heridas, otro de inmovilizaciones, y por ultimo otro de terapia compresiva debido a que hay mucha patología vascular; dirigido a los profesionales del hospital de Massangan y sus centros de salud. De 31 de enero al 7 de febrero he estado realizando mi trabajo asistencial y de formación en el hospital de Bafang.

¿Cuántos años lleva colaborando en este país?

Seis años

¿Siempre ha desarrollado su voluntariado en Camerún o ha estado en otros destinos?

En abril de 2015 estuve en Gaza franja Cisjordania con un equipo de traumatólogos, donde se intervinieron secuelas de guerra y malformaciones congénitas de miembros inferiores

¿En qué ha consistido su labor en este último viaje?

Los primeros días estuve en el Hospital de Bafang, donde también estuve trabajando el último año. El resto de mi estancia he estado trabajando en el District de Massangan que se compone de un hospital y 17 centros de Salud que tienen a su vez maternidad y camas de hospitalización. Me he dedicado a tratar heridas de distinta tipología y con un origen de hasta veinte años atrás, debido a que al no tener dinero para pagar una gasa y un par de guantes no van al hospital, ni al centro de salud, por lo que es el Chaman de la tribu el que se hace cargo de estos pacientes aplicándoles cataplasmas…DSC05322

¿Qué es lo que más se repite en su consulta? ¿Qué curas son las más frecuentes?

Como hemos comentado, heridas crónicas, infectadas, úlceras de Buruli, neoplásicas, lepra y muchas quemaduras.

Los pacientes tienen que ver a los sanitarios como unos seres muy importantes ¿Se aprecia más el papel de los enfermeros en lugares como estos?

Esto no se puede expresar con palabras, y no hace falta ningún idioma, porque el reflejo de sus rostros lo dice todo. Nos reciben con el tesoro más preciado que una persona nos puede regalar que es una sonrisa que les sale de lo más profundo de su ser. Jamás te protestan. Personas que igual se han llevado cuatro o cinco horas andando por la selva parar ir a ver al blanco que “me va a tratar y no me cobrará dinero”.

Usted ha estado colaborando en un hospital de referencia en el distrito donde se encontraba, en Massangam. Un hospital que no contaba con recursos tan básicos y necesarios para un hospital como luz eléctrica o agua corriente. ¿Cómo se puede trabajar en esas condiciones?

En cuanto al tema de la luz, hay que decir que el hospital tiene una pequeña placa solar y un grupo electrógeno que tiene capacidad para hacer ecografías durante dos horas. En el quirófano, por llamarlo de alguna manera, operan con una linterna frontal. En lo que se refiere al agua, ésta procede del río, sin ningún tipo de control. Para estos países debe ser vital que nuestros sanitarios viajen a la zona porque los conocimientos de los enfermeros y médicos de allí no son los mismos de los de aquí. Ciertamente, en el hospital de Massangan solamente había un enfermero titulado, el resto sin titulación, por lo que nuestro principal objetivo es la formación del personal.

¿Se ha venido de allí con una serie de compromisos adquiridos, cuáles son?

Viendo las condiciones tan precarias, se planteó la posibilidad de llevar desde España un contenedor con material sanitario. En noviembre partirá un equipo de traumatología compuesto por dos traumatólogos, un anestesista, dos enfermeros y una auxiliar de enfermería para operar distintas patologías en el hospital de Bangua.

¿Y qué ha conseguido en estos dos meses que lleva de vuelta en España?

Un ecógrafo, cuatro microscopios, una esterilizadora, camas articuladas, tensiómetros, termómetros, glucómetros, camillas de exploración, carros de curas, material de traumatología, una mesa de partos, dos grupos electrógenos, material fungible…

¿Qué os falta para conseguir el objetivo?

17 frigoríficos a gas, 15 grupos electrógenos, una  mesa de quirófano, 16 mesas de partos, 13 microscopios,  material quirúrgico ( pinzas, tijeras, mosquitos…),  material sanitario en general, material fungible (importantísimo los distintos tipos de apósitos) y financiación para los gastos del contenedor.

¿Las administraciones públicas colaboran?

Sí. Desde el fondo de cooperación y ayuda humanitaria de servicios centrales del Servicio Andaluz de Salud han difundido a todas las gerencias de los hospitales y centros de salud el listado de necesidades. El Hospital de Puerto Real nos ha donado un ecógrafo, negatoscopios, material de traumatología y distinto material fungible que han sido descatalogados. La Facultad de Medicina de Cádiz nos ha donado dos microscopios, negatoscopios, un podoscopio, distinto material de traumatología, la Diputación de Cádiz nos donará ordenadores y el Colegio de Enfermería de Cádiz por supuesto, que colabora habitualmente con la causa con una ayuda económica.

DSC04452¿Cuáles son las necesidades básicas que detectáis a nivel sanitario?

Agua, luz, infraestructuras, formación del personal, falta de recursos humanos y materiales.

El próximo 18 de junio vais a celebrar una comida solidaria con el fin de recaudar fondos para el envío de un contenedor de ayuda humanitaria. ¿Nos podría contar los detalles de esta comida, dónde y coste por persona?

Tendrá lugar en una casa de campo que nos cede nuestra compañera Antonia Gutiérrez y su familia situada en el Coto de la Isleta, en la calle Muergo s/n Chiclana. El coste será 18 € adultos y 5€ niños y habrá actuación de artistas de la provincia que colaborarán con nosotros. Pasaremos un buen rato y el dinero que se recaude será para una causa vital para muchas personas.

¿Las personas que estén interesadas en colaborar y que no puedan ir a la comida cómo pueden ayudar? 

Ingresando su aportación en el número de cuenta de La Caixa ES09 2100 4003 7721 0065 8285 con el nombre ENVÍO DE UN CONTENEDOR A CAMERÚN

Aprovecho para decir que estamos buscando patrocinadores que colaboren en este evento, ya que queremos realizar un sorteo con aquellos obsequios que nos donen.

Tiene recuerdos muy frescos de su experiencia allí, en base a ellos, haga un llamamiento a los enfermeros y al resto de la sociedad a colaborar.

 Simplemente, ponernos en su lugar.

Muchísimas gracias por dedicarnos su tiempo y enhorabuena por su trabajo y por el de la Asociación Kentaja.

  • Agosto 2018
    L M X J V S D
    « May    
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031  

También te puede interesar…

Beneficios que aporta la realización de Pilates en el Embarazo

Leer Más →