Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Antropología de la Salud y la Enfermeria  >  Artículo actual

Hospital San Carlos: La Enfermería desde una perspectiva de género

Por   /  21 Septiembre, 2016  /  No hay Comentarios

  1. La Vocación es un concepto que ha estado relacionado con la llamada divina, esta es la razón principal para las Hijas de la Caridad que consagran su vida a Dios a través del cuidado de los enfermos. En el caso de los enfermeros y enfermeras encontramos ciertas diferencias cuando nos describen la razón por la que eligieron los estudios de Enfermería. Aunque siempre existan excepciones, pero la gran mayoría de mujeres aluden a la vocación como razón fundamental que han sentido desde muy jóvenes, mientras que en el caso de los hombres es más circunstancial la elección de carrera universitaria y en el de los militares nos encontramos el aspecto de seguir la tradición familiar cuando en la familia existe algún profesional perteneciente al ejército. No podemos obviar que San Fernando es una ciudad que durante mucho tiempo ha estado compuesta por una numerosa población de militares y familias debido a las numerosas instalaciones del Ministerio de Defensa que se han asentado en ella.
  2. El acceso al mercado laboral del Hospital de San Carlos. La circunstancia que permitió una abundante entrada laboral de profesionales en el H. S. Carlos fue por las numerosas convocatorias para una plaza fija de enfermeras y auxiliares de enfermería que hubo en cortos períodos coincidiendo con el nuevo edificio del hospital en 1981, ya que se abre 12 plantas y 400 camas para una dotación reducida proveniente del hospital antiguo. Además se unía el hecho de que existían numerosos vínculos, basados fundamentalmente en las relaciones familiares con personal que previamente trabajaba allí, bien como personal civil en el hospital o bien en la Armada. Recordemos que en aquel momento era Naval, más tarde pasó a ser de Defensa (con la unificación del cuerpo de Sanidad Militar). “El Hospital se integra en la Red Sanitaria Militar de la Subsecretaria de Defensa con el nombre de Hospital General de la Defensa en 1990” (M. de Defensa, 2009: 32-25).Otra de las razones para elegir el Hospital San Carlos como lugar de trabajo fue las relaciones familiares y de cercanía al domicilio. La cercanía geográfica entre el domicilio y el lugar de trabajo es  de la mayoría de las respuestas, teniendo en cuenta que aproximadamente más de un 80 % de los trabajadores son naturales de la ciudad de San Fernando o con el tiempo han terminado viviendo en ella. Sin embargo, un número importante de los enfermeros varones accedieron al puesto de trabajo como enfermero civil con contrato fijo, mediante la continuación del Servicio militar o la condición de militar de complemento, lo que les permitió con más facilidad pasar a formar parte de la plantilla de enfermeros civiles del hospital renunciando a su condición de militar.
  3. Las adaptaciones a los cambios del Hospital San Carlos. Existen etapas definidas y enmarcadas en situaciones comunes que han señalado todos los entrevistados: El comienzo del trabajo en el hospital discurre en el tiempo con el período de la formación de sus propias familias, es decir el matrimonio y la llegada de los hijos. Momento que coincide con una actividad plena del hospital, incluidas la atención sanitaria a los soldados de remplazo. La relación empresa trabajadores era mediada por la Superiora de la Comunidad religiosa y los Jefes de los distintos Servicios (militares).

Después llegó un período de casi una década en que la actividad ha ido decreciendo, a pesar de que es en estos años cuando se realiza el Convenio entre las Administraciones del Ministerio de Defensa y Servicio Andaluz de Salud para que asegurados de la sanidad autónoma pudiesen ser atendidos en dicho hospital, pero como estas condiciones eran muy recortadas, el hospital llegó un momento en que no resultaba rentable para ninguna de las dos gerencias y el personal se veía encerrado en un destino del que no podía salir, ni pedir traslado para un desarrollo y promoción profesional y por otro, veía por días como las prácticas, en este caso enfermeras, iban quedando desfasadas o al menos no actualizadas.

Cuando se produce el traspaso, llega un tiempo en que los servicios se paralizan y durante casi más de un año el personal sigue acudiendo al centro de trabajo sin tener prácticamente casi nada o nada de ocupación laboral. Esto supone una situación de dejadez profesional que algunos califican como anquilosamiento y que reconocen que esto les lleva a tener mayor dificultad para retomar la actividad.

Páginas: 1 2 3 4

  • Agosto 2018
    L M X J V S D
    « May    
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031  

También te puede interesar…

Antropología de los Cuidados

Leer Más →