Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Matronas  >  Artículo actual

Influencia de la visita domiciliaria en la evolución del postparto

Por   /  16 Febrero, 2016  /  No hay Comentarios

Autora Principal: Beatriz Fajardo Hervás

Coautoras: Beatriz Parrado Soto, Esther Conde Puertas

Titulación: Diplomada Universitaria en Enfermería y Especialista obstétrico-ginecológica (Matrona)

Introducción

embarazadaEs de especial importancia la preparación de la mujer en esta etapa puerperal para conseguir una vivencia de su maternidad de una forma armónica y placentera, que haga posible el vínculo afectivo madre-hijo lo más satisfactorio posible.

La visita domiciliaria al recién nacido y puérpera es un servicio creado a finales de la década de los años ochenta del siglo pasado, Torra i Bou en 1989 definió la Atención Domiciliaria como “el conjunto de actividades que surgen del contexto de una planificación previa, desarrollada por los profesionales que integran el equipo multidisciplinario de atención de salud, y que tienen como objetivo: proporcionar atención de salud, mediante actividades que incluyen contenidos de promoción, protección, curación y rehabilitación, dentro de un marco de plena corresponsabilización del usuario y/o su familia con los profesionales del equipo de salud, en el domicilio de aquellas personas, quienes debido a su estado de salud o a otros criterios previamente establecidos por el equipo, no pueden desplazarse al centro de atención primaria1

En 1995 en Lombardía fue celebrada La Conferencia Internacional de Atención Domiciliaria donde se establecieron los principios básicos de la atención domiciliaria, cuyo objetivo principal fue contribuir a mejorar el nivel de salud individual y familiar mediante actuaciones llevadas a cabo en el domicilio de aquellas personas que por alguna razón no están en condiciones de acudir al centro de salud, o que estándolo sea preciso un mayor conocimiento de la realidad familiar y de su entorno2.

El seguimiento del puerperio normal tiene que ser una continuación de la atención a la mujer después del alta del hospital. La visita o visitas domiciliarias posteriores darán la posibilidad de ofrecer las actividades de asesoramiento y asistenciales necesarias durante el puerperio domiciliario, tanto para la mujer como para el recién nacido. Es un periodo en el que se producen importantes cambios físicos y psicológicos en la mujer y también pueden aparecer algunas complicaciones (dolor, depresión postparto, mastitis, etc) por ello, la visita domiciliaria intenta favorecer la correcta evolución del puerperio mediante un correcto asesoramiento y asistencia y la detección precoz de las situaciones de riesgo para la madre y el RN.

De la posibilidad de esta visita tendría que informarse en los últimos controles del embarazo y en el momento del alta del hospital maternal, debe haber una buena coordinación entre los niveles asistenciales de atención primaria y el hospital para poder realizar una captación activa de madres que no solicitan el servicio directamente.

La visita puerperal puede ser única o múltiple, realizada por matronas o por enfermeras comunitarias, precoz o tardía, domiciliaria o en el centro de salud, y reservada a RN de riesgo o generalizada a cualquier RN3.

Frente a esta heterogeneidad, han surgido varios estudios que han demostrado la conveniencia de que la visita puerperal la efectúen matronas, de manera precoz (en las primeras 48 h tras el alta) y en el domicilio4-6.

La visita puerperal domiciliaria (VPD) se lleva a cabo en el domicilio para atender a la mujer y al RN de modo personalizado. Aunque su coste es mayor, ha demostrado una serie de beneficios respecto a la visita realizada en la consulta: mayor grado de satisfacción materna, menor uso de los servicios de urgencias y mayor adhesión al programa de planificación familiar8.

Sin embargo, la VPD no parece comportar otros beneficios clínicos, excepto en mujeres y RN de alto riesgo social, físico o psicológico, donde sí ha demostrado que además mejora la evolución clínica postparto 8,9.

Aunque dentro de la cartera de servicios que se ofertan en nuestros centros de atención primaria de nuestro sistema sanitario se recomienda realizar la visita postparto en el domicilio de la madre, la realidad es que más del 90% se llevan a cabo en la consulta del centro de salud, reservándose la domiciliaria para casos muy especiales10. Hay que hacer una valoración y priorización de los casos que requieren una visita de puerperio en el domicilio, ya que se van a ofertar a aquellas mujeres que van a presentar unas necesidades y situaciones específicas que determinan un seguimiento más esmerado, como es el caso de primíparas, multíparas, cesáreas, prematuridad, gemelos, madres adolescentes, drogodependientes, con factores socioeconómicos desfavorables, con trastornos psiquiátricos, con RN enfermos, etc. Bennett considera que las más beneficiadas de la visita domiciliaria son las madres jóvenes, primíparas, que amamantan y las que no tienen pareja11

Páginas: 1 2 3 4 5

  • Septiembre 2018
    L M X J V S D
    « May    
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930

También te puede interesar…

Actuación de la matrona en la natación durante el embarazo

Leer Más →