Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Actualidad  >  Artículo actual

Mutilación genital femenina: Intervenciones en el embarazo y parto

Por   /  26 Abril, 2018  /  No hay Comentarios

Autores: Mari Carmen Aparicio Gutiérrez; Celina Zafra Pérez; Lourdes Ávila Reyes, Isabel María Roa Domínguez.

Introducción:

La OMS define la mutilación genital femenina (MGF) como «todos los procedimientos consistentes en la resección parcial o total de los genitales externos femeninos y otras lesiones de los órganos genitales femeninos por motivos no médicos». Se considera una forma de violencia contra la mujer y vulnera los derechos humanos. Ha recibido varios nombres a lo largo de la historia como son: Corte genital femenino, circuncisión femenina, ablación genital femenina. Es una práctica muy peligrosa para la salud física y psicológica de las mujeres y niñas a las que se les práctica, provocando complicaciones a corto y largo plazo.

Se han identificado cuatro tipos y se suele distribuir en función del grado en unos países determinados:

Actualmente  de 100 a 140 millones de niñas y mujeres han padecido esta práctica.  Debido al crecimiento demográfico en estos países, sobretodo de población joven, los índices de MGF están aumentando.

La legislación vigente en nuestro país: “Independientemente del grado de mutilación y del país donde se haya realizado la MGF tiene penas de cárcel de 6-12 años, puesto que el derecho internacional insta a los gobiernos a erradicar la MGF”.

Objetivos:

Realizar una revisión bibliográfica sistemática para conocer la evidencia científica sobre las intervenciones del personal sanitario para ofrecerles a las mujeres embarazadas que han sido sometidas a una MGF y durante el parto una atención de calidad desde el punto de vista obstétrico. Además de conocer las complicaciones a corto y largo plazo que pueden sufrir estas mujeres.

Metodología:

Se ha llevado a cabo una revisión bibliográfica durante los meses de enero y febrero del 2018 en las siguientes  bases de datos: Pubmed, Dialnet, Medline, Cochrane, Scielo y Google Académico. La búsqueda ha sido realizada en castellano e inglés. Para ello, se han utilizado como palabras claves: “embarazo”, “parto”, “mutilación genital” y “ablación genital femenina”. Se han combinado dichos descriptores en diferentes sintaxis de búsquedas, introduciendo los mismos mediante los operadores boleanos “AND”, “OR” y “NOT”. Los criterios de inclusión han sido revisiones bibliográficas acerca de la mutilación genital femenina y artículos relacionados con la misma, como ablación genital femenina en el embarazo y parto. En cuanto a los criterios de exclusión, se descartaron artículos con más de 10 años de antigüedad. .  Se examinaron un total de 21 artículos y se seleccionaron un total de 7.

Resultados:

La bibliografía consultada nos muestra complicaciones para las mujeres a corto y largo plazo que van a influir a la hora del embarazo y parto como pueden ser: Dolor en la zona genital, infección de orina recurrentes, hemorragia, infección de la herida, formación de quistes, hipersensibilidad genital que influirá a la hora del parto y efectos psicológicos. Hay estudios que muestran mayor riesgo de requerir una cesárea, episiotomía, hemorragia postparto y estancia prolongada en el hospital. Además la OMS, UNICEF, el UNFPA, el Banco Mundial y la División de Población de las Naciones Unidas indican que los países con una alta prevalencia de la MGF registran un elevado número de muertes maternas.

El control del embarazo se realizará en cada área sanitaria y debería de seguirse los criterios incluidos en la Estrategia de Salud Reproductiva del Sistema Nacional de Salud (SNS) y las diferentes guías clínicas. En todas las visitas del control del embarazo es muy importante el apoyo de su pareja o familiares y ofrecer información sobre los cuidados de salud durante la gestación.

En la primera visita no se recomienda realizar una exploración ginecológica, cuando se lleve a cabo se observarán los genitales externos, comprobando la integridad del clítoris y la existencia o no de labios menores, porque esto nos ayudará a la hora de planificar el parto. Todas las intervenciones realizadas hay que registrarlas de forma exhaustiva en la historia clínica, para evitar exploraciones innecesarias.

La atención de la mujer ofrecida durante el parto:

  • Cirugía para agrandar la obertura vaginal ( desinfibulación). Lo ideal sería realizarlo entre las 20-28 semanas de gestación y en último caso se haría en el parto.
  • Corte del periné durante el parto (episiotomía). Las mujeres que hayan sufrido mutilaciones genitales de los tipos I y II, valorar la elasticidad de los tejidos y plantear la episiotomía mediolateral sólo en los casos necesarios, NO de forma sistemática.
  • Tratamiento de las infecciones de manera adecuada.

En el puerperio es muy importante la continuidad de cuidados e incidir en la importancia de la higiene, orientar sobre los ejercicios para la recuperación del suelo pélvico y asesorar sobre el inicio de las relaciones sexuales. Antes de ser dadas de alta en el hospital deben de tener una cita para ser revisadas en la misma unidad.

Páginas: 1 2

  • Mayo 2018
    L M X J V S D
    « Abr    
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031  

También te puede interesar…

Beneficios que aporta la realización de Pilates en el Embarazo

Leer Más →