Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Matronas  >  Artículo actual

Relactación y lactancia inducida

Por   /  19 Enero, 2018  /  No hay Comentarios

Autoras: María del Carmen Calle Mena (Matrona)

Isabel María Roa Domínguez (Matrona)

Sara Álvarez Pérez(Matrona)

Introducción

En la época en la que vivimos, cada vez es más frecuente la aparición de nuevas estructuras familiares. Debido a múltiples factores, cada vez es más retrasada la edad de la primera gestación y esto afecta al embarazo; más abortos espontáneos y en muchos de los casos, cuando los tratamientos de fecundación artificial no pueden costearse o no resultan efectivos, la opción de la adopción aparece. Es por ello, que los profesionales de la salud tenemos que adaptarnos a estos cambios proporcionando el mejor asesoramiento; la lactancia materna en situaciones especiales tiene que empezar a promocionarse.

Reiniciar la lactancia perdida o iniciarla no es fácil. La motivación materna es fundamental, pero necesitan de los profesionales capacitados para proporcionarles la ayuda que necesitan de manera eficaz.

Muchas mujeres interrumpen la lactancia, precozmente, por diversas causas (deseo materno, presión social, mal manejo de problemas durante la lactancia, etc.). En otras ocasiones, no se habilitan los mecanismos de instauración o mantenimiento de la lactancia.

El proceso de relactación consiste en amamantar al hijo biológico tras una interrupción más o menos prolongada de la lactancia. Cuando una madre decide volver a lactar puede producir la leche que su bebé necesita, aunque no ocurre siempre. Este proceso suele ser mucho más complicado en madres con lactancia inducida, la mayoría consiguen una lactancia parcial.

Por otro lado, hablaríamos de lactancia inducida cuando se decide amamantar a un hijo no biológico sin embarazo previo reciente.

La lactancia materna en situaciones de adopción, en familias monoparentales y en familias homosexuales tiene que darse a conocer y plantearla como alternativa una vez evidenciados los grandes beneficios que proporciona tanto a madres como a hijos. Campañas de promoción desde atención primaria a atención hospitalaria urgen para ofrecer tratamientos de forma equitativa. Para ello es imprescindible la figura de profesionales bien formados y especializados. En nuestro caso, el papel de la matrona es fundamental en cuanto al apoyo psicológico, motivación, asesoramiento e instrucción.

Las bases fisiológicas de la relactación y de la lactancia inducida son las mismas que las de la lactancia habitual: el estímulo sobre el pezón-areola desencadena un reflejo hormonal doble: la prolactina de la hipófisis anterior estimula el crecimiento de los alvéolos secretores e induce a sus células a producir proteínas lácteas y lactosa y a secretar leche, mientras que la oxitocina hace que se contraigan las células del músculo liso perialveolar y tenga lugar la eyección de la leche. Hay más producción de prolactina por la noche y en el contacto piel con piel, mientras que la falta de estrés en la madre y la confianza en sí misma mejoran la producción de oxitocina. En la lactancia inducida, la mama no está preparada y precisa de más ayuda, además del estímulo del pezón.

Objetivos:

Identificar los motivos de la relactación y de la lactancia inducida.

Determinar sus factores de éxito.

Conocer la técnica de la relactación y de la lactancia inducida.

Metodología:

Se realizó una búsqueda bibliográfica en las bases de datos PubMed, Cinahl, Cuiden, Web of Science, Scopus, Dialnet, Medes y Enfispo. Para ello se utilizaron los descriptores en ciencias de la salud en español (DECs): “Lactancia”, “Lactancia materna”, “conducta en la lactancia” y “trastornos de la lactancia”; así como en inglés (MECs): “Lactation”, “breast feeding”, “Sucking Behavior”, “Lactation Disorders”. Se combinaron dichos descriptores en diferentes sintaxis de búsquedas, introduciendo los mismos mediante los operadores boleanos “AND”, “OR” y “NOT” para búsquedas complejas.

Se seleccionaron 12 artículos de calidad científica publicados en los últimos 10 años, cuyo idioma era el español o inglés, de ámbito internacional o nacional, y que correspondían a investigaciones o casos llevados a cabo en humanos.

Resultados:

En los casos de separación del bebé de la madre, ya sea por prematuridad o enfermedad del niño o de la madre, es fundamental la prevención, ya que es mucho más fácil mantener la producción mediante la extracción con sacaleches o manteniendo a madre e hijo/a alojados juntos, que tener que hacer posteriormente una relactación.

Otros motivos de suspensión de la lactancia materna son decisión materna (trabajo, decisión personal) o por falta de apoyo a la hora de superar alguna dificultad durante la lactancia.

Algunas de estas madres, más adelante, desean relactar, decisión motivada generalmente por enfermedad del hijo (intolerancia a proteínas de vaca u otras) o porque suspendió la lactancia en contra de sus deseos.

La motivación de la madre para la relactación es fundamental, ya que sin su deseo será imposible.

La lactancia inducida se produce principalmente en casos de adopción. El amamantar al hijo adoptado refuerza el vínculo entre ambos, además de todos los beneficios que aporta la lactancia materna. La satisfacción íntima de la madre adoptiva y los beneficios de la leche humana para el hijo adoptado son de máximo valor.

Para que la relactación y la lactancia inducida sean exitosas deben tenerse en cuenta una serie de factores:

Páginas: 1 2

  • Julio 2018
    L M X J V S D
    « May    
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031  

También te puede interesar…

Actuación de la matrona en la natación durante el embarazo

Leer Más →