Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Actualidad  >  Artículo actual

Revisión sistemática de mujeres embarazadas en tratamiento con hemodiálisis

Por   /  13 Marzo, 2018  /  No hay Comentarios

Autores:

Mari Carmen Aparicio Gutiérrez.

Tamara Ariza Riera.

Introducción

La hemodiálisis (HD) es una técnica que sustituye las funciones principales del riñón, haciendo pasar la sangre  a través de un filtro donde se realiza su depuración, retornando nuevamente al paciente libre de sustancias de desechos. Consiste en extraer la sangre del organismo a través de un acceso vascular y llevarla a un dializador o filtro de doble compartimiento, en el cual la sangre pasa por el interior de los capilares en un sentido, y el líquido de diálisis circula en sentido contrario bañando dichos capilares, así, ambos líquidos quedan separados por una membrana semipermeable. Este método consigue disminuir los niveles en sangre de sustancias tóxicas cuando están en exceso y que elimina el riñón sano, por ejemplo el potasio y la urea. La duración media es de 4 horas, tres veces por semana.

Recuerdo histórico:

Thomas Graham, (1830), es considerado el padre de la diálisis, puesto que a la edad de 25 años fue nombrado catedrático de química en la Universidad de Anderson de Glasgow y 7 años después al University College de Londres. Graham sentó las bases de lo que más tarde llegó a ser la química de los coloides. Hasta 50 años después de los experimentos de Thomas Graham no tuvo lugar la aplicación práctica clínica de su descubrimiento. En 1913 John Abel y sus colaboradores realizaron la primera diálisis en animales. Pero fue el Dr. George Haas que aplicando las ideas de Abel y compañeros, llega a practicar en 1926 la primera diálisis en un ser humano. La diálisis duró 35 minutos y aparte de una reacción febril, la paciente toleró bien el procedimiento. Lógicamente no tuvo efectos terapéuticos. Posteriormente, Haas realizaría otras 2 sesiones de diálisis, con 2 pacientes urémicos y precisamente utilizando ya la heparina recientemente descubierta por Howell y Holt, aunque con grandes problemas para su purificación. Es en los años 40 cuando la aparición del riñón rotatorio de Koll y el desarrollado por Murray, cuando la HD llega a ser un procedimiento aceptado para una aplicación clínica. En 1955 la HD sólo se aplicaba en unos cuantos hospitales y en casos excepcionales ya que muchos la consideraban un procedimiento experimental laborioso, caro y peligroso. Sin embargo la utilización con éxito de esta técnica en numerosos casos de insuficiencia renal aguda. Propició un nuevo impulso para su desarrollo. La HD en pacientes con insuficiencia renal crónica hubo que esperar hasta 1960. La difusión de este procedimiento terapéutico fue extraordinaria y en pocos años se crearon numerosas unidades de HD.

En 1966 se produce un acontecimiento histórico cuando Cimino y Brescia describen la Fístula arterio-venosa interna (FAVI).

La hemodiálisis en el embarazo:

Es el método de primera elección para sustituir la función renal en mujeres con insuficiencia renal crónica o aguda durante el embarazo o posparto. Las complicaciones perinatales son frecuentes, sin embargo, el conocimiento de la adecuación de la técnica en el tratamiento médico de estas pacientes puede contribuir a la reducción de su presentación y mejorar los resultados perinatales. El primer embarazo a término con éxito de una paciente en tratamiento con hemodiálisis fue descrito en 1971 por Confortini;  la paciente tenía 35 años.  La mayoría de series de casos descritos en el último milenio refieren tasas de gestaciones con éxito superiores al 70 %.  En cuanto a la mortalidad materna, hay pocos casos registrados en la literatura. El pronóstico para la madre es bueno; mejor para las pacientes que comienzan diálisis después del embarazo, como ocurre en las gestantes con fallo renal agudo, que para aquellas que recibían dicha terapia en el momento de la concepción. Datos de la literatura señalan que la tasa de concepción de una mujer en diálisis es de 0,3% a 1,5%, la cual es significativamente menor a la de una mujer sana que intenta quedarse embarazada, donde la tasa de concepción es de 45% por cada ciclo mens­trual. Por otra parte, la incidencia de embarazo de pacientes en diálisis está entre 1 y 4%.  En cuanto al pronóstico, el registro europeo, a comienzo de la década 1980-1989, reportaba una tasa de sobrevida fetal cercana al 40%. Actualmente, la tasa de éxito es mayor al 70%, incrementándose entre 10 y 20% por década.

Páginas: 1 2 3

  • Julio 2018
    L M X J V S D
    « May    
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031  

También te puede interesar…

Actuación de la matrona en la natación durante el embarazo

Leer Más →