Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Actualidad  >  Artículo actual

Riesgo de morbilidad respiratoria en RN a término. Nacidos por cesárea electiva

Por   /  9 Enero, 2018  /  No hay Comentarios

Autorias: Isabel Guerrero Guzmán, Carmen Corrales Lobato.

  1. Introducción
  2. Efecto ontogénico del parto vaginal
  3. Riesgo neonatales de la intervención por cesárea
  4. Riesgo de morbilidad respiratoria.

5.Taquipnea transitoria del recién nacido

INTRODUCCIÓN

Se entiende como cesárea electiva a la realizada por indicación absoluta, sin trabajo de parto y con preparación prequirúrgica adecuada.

En los últimos tiempos la finalización del embarazo antes del término ha aumentado por causas maternas y fetales.

También ha crecido el número de cesáreas debido a inducciones fracasadas por iniciarse con un puntaje de Bishop desfavorable.

Un componente especial de este incremento está dado por la práctica de cesáreas sin indicación médica o por petición materna directa.

Es probable que esta tendencia continúe en los próximos años.

La cesárea aún cuando se efectúe como un acto electivo y no urgente, implica mayores riesgos de morbilidad y muerte para la madre y el niño, razón por la que no debe ser sugerida a la gestante como una vía de nacimiento de una seguridad equivalente, ni mucho superior, al parto vaginal.

La morbilidad neonatal más importante asociada a la cesárea, y de frecuencia inversamente relacionada a la edad gestacional, está dada por las complicaciones respiratorias, con una severidad variable que va desde procesos benignos de taquipnea transitoria a casos graves de insuficiencia respiratoria hipóxica y muerte.

Hay evidencia consistentes de que la prevención de cesáreas electivas antes de las 39 semanas puede reducir los riesgos neonatales relacionados con esta vía de nacimiento.

Se estima que la frecuencia mundial de cesáreas se ha incrementado desde 9% en la década de los setenta a 31% en la década de 2000, tanto en países desarrollados como en vías de desarrollo.

En vista a esta tendencia creciente, la OMS ya en 1985 había estatuido como objetivo global un límite máximo deseable de cesáreas de 15% para el año 2000.

EL EFECTO ONTOGÉNICO DEL PARTO VAGINAL

El proceso del trabajo de parto y el nacimiento vaginal tienen una función ontogénica a fin de asegurar una óptima adaptación del neonato a la vida extrauterina.

Durante el trabajo de parto, esta transición exitosa es mediada en parte por un conjunto de sustancias adaptativas al estrés, como son la oxitocina, la vasopresina, el cortisol, las catecolaminas y las beta-endorfinas.

Esta respuesta hormonal hace que los mecanismos de ajuste al estrés del nacimiento estén más equilibrados en el niño nacido por parto vaginal, en contraste al nacido por cesárea. La elevación transitoria de estas hormonas puede ser considerada como una primera etapa en la adaptación fisiológica y en los procesos de maduración del neonato, con efectos beneficiosos sobre sus funciones respiratorias, inmunológicas y conductuales.

En la cesárea electiva, este proceso de ajuste puede resultar abolido o al menos retardado conllevando repercusiones negativas en el neonato en cuanto a su sistema respiratorio.

Se ha descrito un efecto antioxidante protector contra la hipoxia durante el parto vaginal probablemente ausente en el neonato nacido por cesárea.

RIESGOS NEONATALES DE LA INTERVENCIÓN CESÁREA

Se recomienda que el nacimiento deba ocurrir a las 39 semanas como la edad gestacional óptima, a menos que antes se manifieste un parto espontáneo o aparezcan complicaciones maternas o fetales que orienten a interrumpir el embarazo.

A pesar de ello, el porcentaje de nacimientos electivos antes de las 39 semanas de gestación, sin que haya indicaciones que lo justifique, se ha acrecentado de manera constante.

Se estima que en la actualidad más de un tercio de cesáreas electivas en embarazos a término son hechas antes de las 39 semanas.

La tasa de mortalidad neonatal es 2,4 veces más elevada entre niños nacidos por cesárea electivas que en los nacidos por vía vaginal. De hecho, luego de una cesárea existe un riesgo 2 veces mayor de ingreso a cuidados intensivos por más de 7 días, tanto en nacidos de cesáreas electivas como de cesáreas urgente.

RIESGO DE MORBILIDAD RESPIRATORIA

El nacimiento por cesárea antes de las 39 semanas puede relacionarse con problemas respiratorios.

Entre las 34 y las 38 semanas de la vida fetal ocurren progresos fundamentales en la estructura del sistema pulmonar que preparan al niño para su supervivencia exitosa.

Uno de estos procesos es la remoción del líquido alveolar hacia el intersticio, y este último ciclo es favorecido por el avance de la edad gestacional más allá de las 38 semanas y por el nacimiento vaginal, o al menos por el trabajo de parto precedente a una cesárea.

Páginas: 1 2

  • Enero 2018
    L M X J V S D
    « Oct    
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031  

También te puede interesar…

Relactación y lactancia inducida

Leer Más →