Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Actualidad  >  Artículo actual

Últimas recomendaciones ante una parada cardiorespiratoria en el embarazo

Por   /  19 Julio, 2017  /  No hay Comentarios

AUTOR: MARIA INES MARTIN RUIZ

COAUTOR: MIRIAM GARCIA HERMOSO, Mª ANGELES NUÑEZ RODRIGUEZ

Matrona Hospital Jerez Puerta del sur, Matrona Hospital de Puerto Real, Matrona en Hospital de Jerez.

OBJETIVO: revisar las últimas actualizaciones sobre RCP en gestante.

Conocer las modificaciones a realizar en comparación con la RCP básica con el fin de garantizar una correcta actuación por parte del personal de enfermería.

RESUMEN:

Actualmente en países desarrollados, la mortalidad materna por PCR es muy baja, se estima que el índice de PCR es una de cada 30000 mujeres embarazadas, señalándose como factores de riesgo: la edad materna avanzada, la raza negra, la multiparidad y la falta de control prenatal. La PCR en la mujer embarazada representa una situación estresante en la que la experiencia por parte del personal sanitario puede ser escasa y es fundamental una buena coordinación en el equipo.

INTRODUCCION:

El hecho de enfrentarnos ante un PCR es una situación grave ya que de nuestra actuación dependen dos vidas, la de la madre y la del bebe. Para una correcta actuación necesitaremos de un equipo multidisciplinar. La educación, habilidades y conocimientos de las modificaciones entre una RCP básica y una RCP a la gestante son fundamentales para tener éxito.

METODOLOGIA:

Se ha realizado una revisión bibliográfica tanto en inglés como en español en las siguientes bases de datos así como revistas científicas: Medline, Pubmed,Cuiden,Cochrane plus, nure investigación y matronas profesión. También se ha consultado la Guía de la American Heart Association (AHA). Los artículos seleccionados para el estudio comprenden entre el año 2009-2016.

RESULTADOS:

Antes de iniciar las maniobras de RCP debemos tener en cuenta:

La importancia de conocer los cambios fisiopatológicos que se producen en la gestación ya que influyen en la realización de la RCP, haciéndola más complicada. Por otra parte tenemos que hacer una valoración de la edad gestacional y la viabilidad fetal para actuar en consecuencia, ya que por debajo de 24 semanas, el único objetivo es salvar a la madre. Más allá de la 24 la vida del feto se considera como potencialmente viable.

Consideraciones y últimas actualizaciones en la RCP básica a una gestante:

A.- Vía respiratoria: el reconocimiento de la importancia vital que tiene la RCP de alta calidad y la incompatibilidad que esta tiene con una lateralización de la embarazada ha dado lugar a la supresión de la recomendación consistente en utilizar la inclinación lateral y el refuerzo de la recomendación de recurrir al desplazamiento uterino lateral. B.-Ventilación: tener en cuenta que existe mayor riesgo de aspiración del contenido gástrico por las modificaciones gástricas típicas de la gestación.

Si la paciente está en apnea o su respiración es inadecuada se requiere apoyo ventilatorio. Según las últimas actualizaciones el reanimador debe empezar la RCP con 30 compresiones.

La ventilación se realiza en ciclos de 2 insuflaciones por cada 30 compresiones torácicas.

En caso de obstrucción de la via área por cuerpo extraño la maniobra de Heimlich está contraindicada. En estos casos, podemos utilizar compresiones torácicas alternativas en la zona media del esternón (semejante a la posición del masaje cardíaco externo).

C.-CIRCULACIÓN. De vital importancia evitar la compresión aorto-cava. Una vez confirmada la parada cardiaca se debe iniciar las compresiones torácicas en ciclos de 30:2. Realizar compresiones profundas. La frecuencia de compresiones debe ser al menos de 100 compresiones por minuto. Las compresiones torácicas deben aplicarse en una zona ligeramente más elevada del esternón para ajustarse a la elevación del diafragma y del contenido abdominal.

D.-DESFIBRILACIÓN. La desfibrilación debe emplearse cuando este indicado. No hay evidencia de que tenga efectos adversos.

En un servicio de urgencias después de 4 minutos de RCP sin éxito hay que considerar la realización de una cesárea perimortem y la extracción fetal al 5º minuto, lo que mejorará el pronóstico. Con menos de 20 semanas no realizar cesárea ya que no afecta el gasto cardiaco por compresión uterina Aorto-Cava. Durante la realización de la cesárea perimortem la RCP materna debe continuar sin interrupciones. Se considera la cesárea perimortem parte de la RCP materna, ya que restablece el retorno venoso, favorece el aumento del GC contribuyendo a la resolución del shock y PCR.

CONCLUSIONES:

Según el Consejo Europeo de Resucitación (ERC) las intervenciones claves para la mujer embarazada en parada cardiaca son; RCP de alta calidad con desplazamiento manual uterino, el SVA precoz y la extracción del feto, si no se consigue recuperación de la circulación espontánea (RCE).

Páginas: 1 2

  • Enero 2018
    L M X J V S D
    « Oct    
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031  

También te puede interesar…

Relactación y lactancia inducida

Leer Más →