Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Matronas  >  Artículo actual

Valoración del antiséptico más adecuado en la cura del cordón umbilical del recién nacido.

Por   /  31 Agosto, 2016  /  No hay Comentarios

Autores:  Miriam Pinto Gutiérrez

Cristina García Librero

Miguel Ángel Pérez Ordoñez

 

INTRODUCCIÓN.

nacido-1Entre las mayores causas de morbilidad neonatal a nivel mundial, destacan las infecciones, ocupando en primer lugar las originadas a partir del cordón umbilical, siendo estas predominantes en países en vías de desarrollo. (1)

Dentro de las 48 horas de vida, el ombligo se coloniza de microorganismos del canal del parto y de las manos de los cuidadores, en un 99% de los casos. Los gérmenes más frecuentemente identificados son staphylococcus aureus, streptococcus beta hemolítico y escherichia coli. (2)

La mayoría de los estudios clínicos que han estudiado los diferentes cuidados del cordón umbilical han sido efectuados en países desarrollados, donde la prevalencia de sepsis neonatal o incluso onfalitis es poco frecuente. (3)

Se define onfalitis como la infección del cordón umbilical. A menudo, esta infección no es tan obvia para el observador. En las infecciones francas es frecuente que el cordón esté edematizado, la piel circundante parezca inflamada, y si está infectada por bacterias anaerobias exista mal olor. Según la Asociación Española de Pediatría, la onfalitis es el endurecimiento de la piel circundante del ombligo, con supuración o secreción sanguinolenta y maloliente. Esta infección puede ser muy localizada o acompañarse de fiebre y/o decaimiento. (4) (Tabla 1)

Se han intentado muy distintas técnicas para reducir la contaminación, desde baños diarios con hexaclorofeno, antisépticos tópicos de todo tipo, hasta antibióticos tópicos de forma rutinaria o polvos absorbentes de la humedad. Otra intervención que a menudo se olvida es no hacer nada más que mantener el cordón limpio y seco. (5)

La gama de antisépticos empleados para la cura del cordón umbilical es amplia, siendo los más utilizados, el alcohol al 70º, la clorhexidina y en alguna ocasión la povidona yodada. En la siguiente tabla destacamos las características que poseen cada uno. (Tabla 2)

Según las recomendaciones de la OMS, indica que lo más recomendado en países desarrollados es mantener el cordón limpio y seco, sin bandas elásticas ni gasas alrededor del cordón que puedan entorpecer el secado, así como usar ropa holgada y no cubrir la zona con el pañal. (6)

OBJETIVO.

Nuestro principal objetivo en esta revisión es dar a conocer al personal de enfermería la importancia de utilizar el antiséptico más adecuado para la cura del cordón umbilical en el recién nacido.

MATERIAL Y MÉTODO.

El estudio se ha basado en una revisión sistemática de la evidencia científica para conocer  la importancia de utilizar el antiséptico más adecuado para la cura del cordón umbilical en el recién nacido. Se realizó una búsqueda bibliográfica en bases de datos: Cuiden, Medline, Cochrane y Pubmed hasta Septiembre de 2014, según las palabras claves: cordón umbilical, antisépticos, cuidados, recién nacido, enfermería.

Tras una búsqueda exhaustiva, se descargaron los textos completos de aquellos artículos que pudiesen ser potencialmente útiles en el estudio y se analizaron teniendo en cuenta el objetivo de este trabajo de revisión. Se seleccionaron 16 artículos relevantes para el tema, 5 eran textos originales, 7 eran de revisión y 4 eran textos restantes sin evidencia científica significativa.

RESULTADOS.

Las opiniones acerca del cuidado del cordón umbilical son muy diversas. En este texto se ha tratado de recopilar evidencia de diferentes estudios que permita aclarar el objetivo de este trabajo.

En un estudio experimental, en el cual se realizaron dos grupos, uno de ellos realizaba la cura del cordón únicamente con alcohol 70º y el otro grupo realizaba la cura con alcohol 70º  y gluconato de clorhexidina al 1%. Se observa tras realizar el estudio y el análisis de resultados,  que asociando clorhexidina al alcohol en el cuidado del cordón umbilical del recién nacido, se reducen de forma patente las complicaciones en el proceso de cicatrización del cordón, disminuyendo la necesidad de cauterización. Así mismo se observa que en el grupo en el que se asocia ambos antisépticos no se produce ningún caso de infección mientras que en el grupo que cura con alcohol existe una incidencia positiva de esta. (7)

Otro estudio realizado en 2011, consistía en dos grupos: grupo de estudio  (secado natural y baño diario con jabón neutro) y grupo control (alcohol 70º), en el cual las variables principales eran: tiempo de caída del cordón umbilical, presencia de infecciones en piel o conjuntiva en el primer mes de vida, colonización del cordón y satisfacción parental. La conclusión de este estudio fue que el secado natural y baño redujo el tiempo de caída del cordón umbilical, aun cuando la frecuencia de colonización fue mayor en el grupo de estudio.

El cuidado del cordón umbilical con antisépticos sigue siendo una conducta ampliamente aceptada en la población. (8)

Rivara y cols quieren demostrar  la efectividad del gluconato de clorhexidina al 4% para evitar la colonización bacteriana del cordón umbilical y la posibilidad de desarrollo de onfalitis.

Los resultados que obtuvieron tras su estudio fue que la clorhexidina tuvo mayor efecto antimicrobiano que las otras dos soluciones logrando ausencia de crecimiento bacteriano en el 64% y 48% de los recién nacidos versus 7,2% y 21,8% para el grupo con yodopovidona, y 5,2% y 10,5% para el grupo con alcohol. Los gérmenes aislados con mayor frecuencia fueron E. coli, Estafilococo aureus y Estafilococo coagulasa negativo. El tiempo promedio de caída del cordón fue de 14,2 días para el grupo con clorhexidina, 6,5 días para el grupo con alcohol y 8 días para el grupo con yodopovidona. Por lo que concluye que el gluconato de clorhexidina al 4% posee un mayor efecto antibacteriano cuando es utilizado para la limpieza y cuidado del cordón umbilical, comparado con el alcohol al 70% y la yodopovidona al 5%; sin embargo, prolonga la caída del cordón. (9)

Mullany y cols realizaron un ensayo clínico con 15.123 recién nacidos distribuidos en tres grupos según el tratamiento dado: clorhexidina al 4%, limpieza con agua y jabón y en el otro se mantenía el cordón seco. La tasa de onfalitis y de complicaciones fue similar en los tres grupos; siendo ligeramente mayor el tiempo medio de separación del cordón en el grupo de clorhexidina. (10)

De entre los antisépticos que han sido utilizados actualmente se desaconseja el uso de mercurio cromo (por riesgo de eczema, intoxicación en uso en grandes cantidades e interacción medicamentosa con riesgos indeseables en combinación con yodo) así como tampoco se debe utilizar la povidona yodada (riesgo de alteraciones de la función tiroidea por alta absorción a través de la piel). Se sigue utilizando y recomendando el uso del alcohol (uso muy extendido por su accesibilidad y bajo coste) y clorhexidina (se muestra como el antiséptico más adecuado según la Asociación Española de Pediatría (AEP).

También se ha discutido ampliamente acerca de la conveniencia de bañar o no al bebé mientras no haya caído el cordón umbilical. La evidencia señala actualmente que no hay problema en el baño con agua y jabón siempre que se seque posteriormente la zona para evitar proliferación bacteriana.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) dice que el simple hecho de mantener el cordón limpio tiene más ventajas que utilizar antisépticos pero que, habiendo todavía insuficientes estudios, por prudencia podrían utilizarse antisépticos en zonas con alto riesgo de infección. (11)

CONCLUSIONES.

Existen diversos estudios que han tratado de encontrar las ventajas de algunas soluciones antisépticas y métodos de cura respecto a otros, obteniendo resultados muy diversos.

Se observa que la clorhexidina es la mejor opción para disminuir la colonización bacteriana, debido a que tiene mayor efecto inhibidor, aunque retrasa su caída. El alcohol o soluciones como yodopovidona han demostrado una menor capacidad antibacteriana aunque reduce el tiempo de caída del cordón umbilical.

Es por este motivo que se plantea en algunos estudios la asociación para esta cura de clorhexidina y alcohol 70º, además de un baño diario y correcto secado del cordón umbilical.

La importancia del retraso en la caída del cordón umbilical, radica en que mientras más demore en caer, también aumenta el riesgo de contaminación ya que aumenta el periodo de exposición a gérmenes.

El alcohol al 70º utilizado únicamente no sería la solución de elección, aunque siga siendo el antiséptico más utilizado en nuestros hospitales nacionales, es el que menos protege sobre la colonización bacteriana.

El simple hecho de mantener el cordón limpio y seco parece ser tan efectivo y seguro como usar antisépticos en su curación, al menos que se observen signos de onfalitis.

No se han encontrado numerosos estudios relacionados con el objetivo de esta revisión bibliográfica, es por este motivo la dificultad que se presenta para poder valorar con exactitud la correcta elección del antiséptico para la cura del cordón. Aunque en muchos centros se sigue utilizando el alcohol, la clorhexidina está cada vez más incorporada en la sanidad como buena técnica de asepsia para esta cura.

Así podemos concluir, que el cuidado más importante para el cordón umbilical es mantenerlo limpio y seco hasta que se desprenda y cicatrice. El baño debe ser diario (5-10 min), no es conveniente sumergir al recién nacido en agua para evitar que se reblandezca o tarde en cicatrizar y se debe secar muy bien.

Podrán utilizarse soluciones antisépticas como el alcohol 70º y clorhexidina que nos permita evitar infecciones, aunque prolongan la caída del cordón. El yodo no es muy aconsejado ya que este puede ser reabsorbido por la piel del recién nacido fácilmente pudiendo bloquear el tiroides y alterar su funcionamiento.

No cubrir con gasa el ombligo para favorecer su desprendimiento, el cordón umbilical sufre un proceso de secado por eso es importante que esté en contacto con el aire para favorecer su desprendimiento. Colocar el pañal doblado de tal forma que se visualice el cordón y quede al aire. Se observará que nunca esté manchado con deposiciones u orina, y en tal caso debe ser limpiado con agua y secado de nuevo, utilizando el antiséptico si se desea.

Una vez desprendido se debe continuar con la cura con alcohol de 70º o clorhexidina, durante unos días más hasta que cicatrice.

Consulte los anexos del artículo pinchando aquí.

BIBLIOGRAFÍA.

Páginas: 1 2

  • Publicado: 2 años el 31 Agosto, 2016
  • Por:
  • Ultima modificación: Septiembre 5, 2016 @ 1:52 pm
  • Publicado en: Matronas
  • Octubre 2018
    L M X J V S D
    « May    
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031  

También te puede interesar…

Actuación de la matrona en la natación durante el embarazo

Leer Más →