Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Actualidad  >  Artículo actual

Valoración y métodos de alivio no farmacológicos del dolor en neonatología

Por   /  19 Julio, 2017  /  No hay Comentarios

Autores:

Miguel Ángel Pérez Ordóñez. D.U.E. – H.U. Puerta del Mar

Cristina García Librero. D.U.E. – H.U. Virgen Macarena

Miriam Pinto Gutiérrez. D.U.E. – Clínica Los Naranjos

Resumen

El dolor en neonatología es un fenómeno de gran impacto para el recién nacido y en ocasiones subestimado. Se ha podido observar como la exposición al dolor provoca en el neonato una serie de consecuencias muy negativas para su buen desarrollo, llegando a producir hemorragias ventriculares, trastornos de aprendizaje, problemas de conducta, deficiencias cognoscitivas y síndromes de dolor crónico, entre otras. Es por esto que el personal de enfermería debe conocer las herramientas necesarias tanto para la valoración del dolor, como para su abordaje. Con esta revisión se pretende dar a conocer las indicaciones y los recursos de los que se dispone para actuar correctamente ante tales situaciones. Se disponen de varias escalas para medir la intensidad del dolor en neonatos tanto en situaciones postoperatorias como en la realización de procedimientos dolorosos. También se conocen diversos métodos de alivio no farmacológicos del dolor, útiles y con evidencia demostrada.

Introducción

El dolor infantil ha sido subestimado y a veces puesto en duda (1). Hasta no hace mucho, se argumentaba que el neonato, más aún el pretérmino, no poseía las estructuras anatómicas y capacidad fisiológica necesarias para experimentar dolor y que repercutiera en su organismo y desarrollo normal. Los últimos estudios demuestran que el recién nacido posee los requisitos anatómicos y funcionales para sentir el dolor, además se puede interpretar la percepción de éste de una manera inequívoca mediante la observación de la respuesta (2). El dolor en el neonato constituye un gran problema debido a las consecuencias que tiene, a corto y largo plazo, y la escasa atención que se le otorga en numerosas ocasiones (1). Es en este periodo de la vida donde peor se controla y donde más vulnerables son a sus consecuencias. Algunos estudios epidemiológicos señalan que hay un alto porcentaje de casos en los que no se produce un adecuado manejo del dolor en niños hospitalizados. El dolor es percibido desde la semana 20 de gestación (1), y debido a las características del sistema nervioso del neonato, es posible que el dolor de estos sea más intenso que el de los adultos. Hay que tener presente que la valoración y control del dolor es una tarea multidisciplinar, en la que todo el personal sanitario puede y debe contribuir. La valoración del dolor no es tarea sencilla, y se requiere de conocimientos, herramientas y pericia para poder llevarla a cabo. Igualmente, la enfermera debe conocer las medidas oportunas para aliviar o disminuir el dolor que pueda padecer el recién nacido. En diversas fuentes se apoya la idea de que el padecimiento de dolor por parte del neonato repercute posteriormente en su desarrollo normal, relacionándose éste con diversos trastornos del aprendizaje y conducta, además de posibles problemas de salud mental.

Cualquier procedimiento doloroso, por pequeño que éste sea, es susceptible de ser aliviado o amortizado mediante acciones encaminadas a tal fin (3). Se trataría de incluir acciones favorecedoras de tal alivio en los procedimientos habituales que se practican en las unidades de neonatología.Al igual que éste, el dolor postquirúrgico, también debe ser detectado, y emplear las medidas oportunas tanto de valoración como de intervención. Como dato a tener en cuenta sobre su importancia, después de intervencionesquirúrgicas, con un control adecuado del dolor se obtienen mejores resultados clínicos y menor mortalidad (3).

Con esta revisión nos proponemos aclarar cuáles son las últimas recomendaciones científicas en cuanto a las características del dolor en el neonato; cómo podemos valorarlo, prestando atención a las escalas disponibles y las respuestas observables del recién nacido; y qué medidas no farmacológicas puede aportar el personal de enfermería para aliviarlo.

 

Material y Método

Se realiza una revisión sistemática sobre la evidencia científica relacionada con el tema de estudio. Se llevó a cabo una búsqueda bibliográfica en las bases de datosPubmeb, Cuiden y Cochrane plus durante los meses de Diciembre de 2015 y Enero de 2016. Tras una lectura crítica de la documentación se recogen los que por su relevancia científica son más interesantes.

 

Resultados

A raíz de los artículos revisados, a continuación exponemos las actualizaciones en relación a los objetivos marcados al inicio de nuestra revisión.

  • Consecuencias del dolor para el recién nacido

Los neonatos expuestos a procedimientos y tratamientos dolorosos pueden mostrar efectos perjudiciales tanto a corto plazo (hipertensión endocraneal, hemorragia craneal y cambios hormonales) como a largo plazo (déficit de atención, trastornos de aprendizaje, problemas tardíos de conducta).

Páginas: 1 2 3

  • Mayo 2018
    L M X J V S D
    « Abr    
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031  

También te puede interesar…

Beneficios que aporta la realización de Pilates en el Embarazo

Leer Más →