Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Actualidad  >  Artículo actual

Valoración y métodos de alivio no farmacológicos del dolor en neonatología

Por   /  19 Julio, 2017  /  No hay Comentarios

Según algunos estudios parece posible que en los recién nacidos que experimentan dolor se producirían cambios morfológicos y funcionales que les harían más susceptibles en un futuro a deficiencias cognoscitivas, de atención y de aprendizaje, alteraciones psiquiátricas y síndromes de dolor crónico.

  • Valoración

No es sencillo valorar el dolor que puede estar sufriendo un recién nacido. Sus características y situación de la etapa del desarrollo hacen que sea una tarea para la que se necesita práctica y experiencia. Para evaluar el dolor que está padeciendo un neonato debemos prestar atención a los siguientes criterios y características.

Cambios o manifestaciones de dolor en los RN pretérmino y a término:Llanto (su no presencia no necesariamente indica ausencia de dolor), gesticulación(contracción de cejas, párpados, área nasolabial y apertura de boca) y movimientos corporales.

Los indicadores fisiológicos de dolor se asocian a cambios en:Frecuencia cardiaca y respiratoria, tensión arterial, Sat. 02, presión intracraneal, respuesta humoral y metabólica y alteraciones vasculares.

A continuación mostramos una tabla comparativa entre las características del dolor y del llanto por irritabilidad. El neonato, al usar el llanto como método de comunicación y reflejo de sus necesidades, hace de la valoración del dolor una tarea no exenta de dificultades.

 

Algunas de las escalas de valoración del dolor en el neonato más utilizadas son:

1-Premature InfantPainProfile (PIPP): Esta escala está indicada para el dolor por procedimientos clínicos y postoperatorio para recién nacidos de 28 a 40 S.G. Consta de 7 indicadores: aumento de la frecuencia cardíaca, disminución de la saturación de oxigeno, cejas contraídas, ojos apretados, surco nasolabial marcado, edad gestacional y nivel de conciencia. La edad gestacional te permite ajustar la escala al momento de desarrollo del bebé.El rango puede oscilar de 0 a 21 puntos, indicando dolor de moderado a severo cuando sobrepasa los 12 puntos.

 

2-CRIES (Crying, Requiresoxygen to maintainsaturation>95%, Increased vital signs, Expression, Sleeplessness): Indicada para el dolor postoperatorio en neonatos de 32 a 36 S.G. (no se ajusta por edad de gestación). Valora el llanto, las necesidades de oxigeno, el incremento de frecuencia cardiaca, la expresión y el periodo de sueño. La escala se repite cada 2 horas para continuar o retirar el tratamiento instituido. La escala puntúa de 0 a 10, y un resultado superior a 5 es indicativo de dolor.

 

3-Neonatal InfantsPainScale (NIPS): En este caso se utilizan el llanto, la expresión facial, el patrón respiratorio, los movimientos de brazos, los de piernas, y el estado de despierto. La puntuación máxima es de 7 (todas puntúan 0 o 1 excepto llanto que puntúa 0,1 o 2) indicando aumento de la intensidad del dolor cuando la cifra se va acercando a 7. Indicada para el dolor por procedimientos a las 28 a 38 S.G.

 

  • Indicaciones y tratamiento no farmacológico

Entre las medidas que podemos adoptar para disminuir el dolor y sus consecuencias en los recién nacidos hemos considerado las siguientes:

-Hacer conciencia en el personal de enfermería: Los neonatos son sometidos diariamente y muchas veces de una manera descuidada a numerosos procedimientos dolorosos. Hay que dar a conocer herramientas para valorar y calificar adecuadamente el dolor, y para poder aliviarlo, de tal manera que el personal sanitario sea capaz de actuar en consecuencia con lo que está observando y valorando.

-Reducir el número de incidentes dolorosos: Procurar realizar acciones dolorosas el mínimo de veces necesarias para el diagnóstico, evolución y tratamiento, seleccionando las intervenciones de forma razonada. Es aconsejable programar de forma unificada las intervenciones dolorosas de estudios de laboratorio o tratamiento. De esta manera podríamos liberar al niño de punciones extra y actos agresivos.

-Estrategias contextuales: El contexto en el cual se realiza un procedimiento doloroso modifica la expresión conductual y fisiológica del dolor infantil. Se debe modificar el ambiente para lograr una reactividad al dolor y una angustia menores.

-Estimulación cutánea (“método canguro”): Mantener el contacto piel con piel del recién nacido con la madre durante el procedimiento doloroso o inmediatamente después para aliviarlo es una medida útil para nuestro propósito.

Alimentación al seno materno: La lactancia materna puede atenuar la respuesta al dolor durante los procedimientos dolorosos. Nivel de evidencia I; grado de recomendación B. (4). Ésta práctica esta aconsejada, por ejemplo, durante las extracciones de sangre capilar del talón (Prueba de metabolopatías, gasometrías…).

Páginas: 1 2 3

  • Agosto 2018
    L M X J V S D
    « May    
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031  

También te puede interesar…

Beneficios que aporta la realización de Pilates en el Embarazo

Leer Más →