Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Matronas  >  Artículo actual

Actuación de la matrona en la natación durante el embarazo

Por   /  30 Mayo, 2018  /  No hay Comentarios

Autor: Isabel M.ª Roa Domínguez.

Coautores: Mari Carmen Aparicio Gutiérrez, Celina Zafra Pérez, Lourdes Ávila Reyes.

INTRODUCCION:

El deporte es saludable y beneficioso en todas las etapas de la vida, por eso durante el embarazo debemos recomendar la realización de ejercicio físico moderado, aunque nos centráremos más concretamente en el ejercicio acuático, ya que cada vez está siendo más demandado por parte de las gestantes.

El agua se considera como medio ideal para que la mujer tenga la facilidad de movimiento, la presión del agua reduce el riesgo de lesiones, de caídas o de traumatismos bruscos al feto…  permitirá a la gestante la realización de diferentes técnicas tanto pasivas como activas permitiendo efectos beneficiosos para madre y feto; siempre y cuando no haya ningún factor de riesgo en la gestante.

El agua tiene también efectos relajantes lo que va a permitir que la columna y las articulaciones se distiendan aliviando el peso adicional del embarazo.

La actividad física que se lleva a cabo en el medio acuático aporta muchos beneficios tanto para las mujeres embarazadas (también durante el parto y posparto) como para el desarrollo del feto. En términos generales proporciona una mejor condición física general en la gestante.

OBJETIVOS:

-Evidenciar el efecto beneficioso que se obtiene de realizar ejercicio acuático durante el embarazo.

-Evaluar los resultados de sobre el estado materno y fetal.

MÉTODOLOGÍA:

Se realiza una búsqueda bibliográfica de los artículos publicados en las principales bases de datos: BibliotecaCochrane, Cuiden Plus, SciELO, CINAHL, Pubmed, Dialnet y Enfispo; así como guías de prácticas clínicas y recomendaciones de organizaciones científicas.

El límite temporal han sido los últimos 5 años. Se utilizaron los descriptores en ciencias de la salud (DECs): hidroterapia, embarazo, ejercicio físico y beneficios; tanto en español como en inglés. Combinándose las palabras claves con los operadores boleanos “AND”, “OR” y “NOT” para búsquedas complejas.

De todos los documentos encontrados, se seleccionaron 9 artículos de calidad para nuestro estudio.

RESULTADOS:

La realización de ejercicio acuático de manera regular proporciona a la gestante un mejor estado físico general, pues mejora la función física muscular y cardiovascular, mejora la tensión arterial, evita el aumento excesivo de masa protegiendo así frente a la diabetes gestacional.

Según los estudios encontrados, la actividad física suele comenzar a partir de las 20 semanas de gestación y con una intensidad moderada.

Las actividades en el medio acuático se consideran seguras y sanas durante el embarazo, obteniendo numerosos beneficios como:

  • Nadar en el agua de la piscina no está asociado a resultados reproductivos adversos (parto pretérmino y postérmino, medidas de crecimiento fetal y malformaciones congénitas), y es totalmente seguro para el feto.
  • Efecto protector frente a los partos a término.
  • La natación es un magnífico entrenamiento aeróbico realizada a intensidad moderada para embarazadas previamente sedentarias, sin obtenerse resultados adversos para la madre o el bebé.
  • No hay ninguna relación entre la realización de un programa de natación durante el embarazo y el peso del bebé al nacer.
  • Algunas mujeres aseguran que la natación también les ayuda a aliviar las náuseas en el embarazo, a aumentar sus niveles de energía y a dormir mejor.
  • El efecto relajante, tanto psicológica como físicamente, ayudando a las articulaciones y la columna a distenderse y aliviando así el peso adicional que sufren fuera del agua.
  • Es efectiva para el alivio del dolor y reducir la ansiedad.
  • Mejora la circulación y el drenaje linfático, reduce los edemas, así como la tensión arterial y ritmo cardiaco.
  • Reducción térmica, manteniendo la temperatura de la futura madre dentro de niveles seguros para el feto.
  • Ejercicio confortable por la descarga del peso. Debido a la sensación de ingravidez del agua, la natación permite que el peso de la embarazada no se note tanto.
  • Los ejercicios que trabajan la pelvis se hacen mejor en el agua.
  • Elimina el peligro que conllevan los saltos y las sacudidas, reduciendo el riesgo de lesiones y aumentado la seguridad de la embaraza.
  • Noviembre 2018
    M T W T F S S
    « May    
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    2627282930  

También te puede interesar…

circulos

Beneficios que aporta la realización de Pilates en el Embarazo

Leer Más →