Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Antropología de la Salud y la Enfermeria  >  Artículo actual

Antropología de los Cuidados

Por   /  30 Marzo, 2016  /  No hay Comentarios

Autora: Mariana García González. Enfermera y antropóloga.

INTRODUCCIÓN

Archivo adjunto al mensaje-2El concepto del cuidado es tan antiguo como la propia existencia de la humanidad, cuando queremos buscar una definición concreta para “cuidar” nos aparecen muchas acciones como las de curar, proteger, ayudar, compartir, alimentar, sobrevivir, acompañar, escuchar, enseñar, explicar, tocar, dar la mano, acariciar y todas aquellas tareas que consideremos necesarias para que la especie humana haya sobrevivido hasta hoy día.[1]

Los cuidados son un elemento básico de toda relación humana. “Dime como cuidas y te diré el grado de humanidad al que has llegado”.[2] Al principio estas acciones eran intuitivitas, no tenían preparación específica ni retribución económica, era una actividad universalmente intrínseca a cualquier forma de sociedad y realizada en el ámbito doméstico por la mujer en su mayoría.

A lo largo de la historia se han adquirido y elaborado saberes mediante la observación y la experiencia, que se transmitieron de generación en generación. Las personas que ejercían esos cuidados, independiente del nombre que recibieran realizaban funciones que hoy se pueden definir como esencia de la Enfermería.

EL ORIGEN DE LOS CUIDADOS

En la especie humana, es posible que la conciencia del cuidado comenzara cuando tuvo lugar el bipedalismo, porque esta evolución suponía grandes ventajas como la liberación de las manos para el transporte de alimento y crías, fabricación de alimentos, fabricación del fuego, la relación cara a cara mostrando la parte anterior del cuerpo en su totalidad, etc. Pero la pregunta importante es ¿en qué momento evolutivo las acciones se convierten en conductas morales?

Existen interesantes hallazgos de neandertales de elevada edad que cuentan con lesiones o deformaciones patológicas importantes, por lo que es posible pensar que no hubiesen podido sobrevivir durante tantos años y con tales hándicaps de no recibir muchos cuidados por parte de su grupo social. (Cela y Ayala, 2008)

mujeres-curanderas

Mujeres curanderas.

Marie Françoise Collière[3] identificaba los cuidados a través de la historia, tanto en las civilizaciones tradicionales como en el pasado histórico de la sociedad occidental. Situaba a la mujer como acreedora no sólo del poder de profetizar, sino del de curar o perjudicar por medio de recetas misteriosas, atributos que se le asociaron desde el origen de la humanidad hasta la Edad Media. A este período se le conoce como la etapa doméstica de los cuidados, es la mujer la que en cada hogar se encarga de estas tareas, su principal objetico es el mantenimiento de vida frente a las condiciones adversas del medio. Utiliza elementos que son parte de la misma vida natural como el agua para la higiene, las pieles para el abrigo, las plantas y el aceite para la alimentación y las manos, elemento muy importante de contacto materno, para transmitir bienestar. Podemos decir que son los que hoy se han dado en llamar cuidados básicos. (García Martín-Caro, 2001)

Hay que tener en cuenta que no se sabe prácticamente nada de la actividad enfermera en el período pre-científico y es enormemente difícil establecer los orígenes precisos de dicha actividad. Sin embargo, es necesario determinar los cuidados desarrollados por mujeres y hombres, en distintos roles y diferentes aspectos profesionales, sociales, culturales y económicos, pero ambos han constituido los orígenes de las actuales instituciones sanitarias.

Collière (1993) identifica los cuidados según los géneros en dos orientaciones como consecuencia de la evolución de las prácticas culturales y sociales, de tal modo que los rituales que giran alrededor de la concepción hasta el nacimiento, la fecundidad y sobre lo relacionado con el niño están elaborados alrededor de la mujer, así la base del conjunto de los cuidados de las mujeres a lo largo de la historia de la humanidad han sido los cuidados corporales y las prácticas alimentarias. Por el contrario, los accidentes de la caza, la pesca, las guerras como consecuencia de matar para sobrevivir, el manejo de instrumentos, las curas de las heridas, así como la necesidad de descubrir el cuerpo por dentro, permitió el desarrollo de un avance en la tecnología de herreros, barberos y cirujanos.

Las diferentes formas de ejercicio en la práctica de los cuidados dio lugar a cuerpos de enfermeros vinculados al ejército, desde las legiones romanas a las órdenes guerreras hospitalarias mientras que las actividades de las mujeres se consideraban de curanderas (gracias a las plantas) o de matronas, e intercambiaban los secretos de sus prácticas entre ellas, sin posibilidad de tener acceso a libros o enseñanzas oficiales. Así durante miles de años los cuidados habituales que sustentaban la vida han sido actividades de la mujer.

Páginas: 1 2 3

Deja un comentario

  • Noviembre 2018
    M T W T F S S
    « May    
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    2627282930  

También te puede interesar…

Hospital 3

Hospital San Carlos: La Enfermería desde una perspectiva de género

Leer Más →