Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Matronas  >  Artículo actual

Implicación de la cirugía estética de mama sobre la lactancia materna

Por   /  24 octubre, 2017  /  No hay Comentarios

Reducción de mama

La mamoplastia reductora tiene como objetivo la disminución del tamaño mamario con una forma estéticamente adecuada y mantener la función de la mama.

Existen dos tipos según el procedimiento quirúrgico empleado

  • Técnica de injerto libre del pezón: el pezón y la aureola son separados del pecho y recolocados tras la intervención, por lo que se produce pérdida de sensibilidad en los pezones.
  • Método del pedículo: preserva la sensibilidad y funcionalidad del pezón. Ésta a su vez se divide en:
    • Técnica del pedículo inferior
    • Técnica del pedículo superior
    • Técnica bipediculada.

 

¿Qué implicación tiene esta intervención sobre la LM?

En este caso es posible la LM, aunque no siempre exclusiva. La capacidad de amamantar después de la cirugía de reducción mamaria depende de la técnica utilizada, de la integridad de los conductos lactíferos y las vías nerviosas, suministro de sangre y cantidad de tejido glandular eliminado. Se hace  imprescindible que se haya conservado la conexión entre el tejido mamario y el pezón.

El tema es controvertido. Con la técnica de injerto libre del pezón, se seccionan conductos y nervios, por lo que la LM se hace muy difícil, casi imposible, a pesar de que la mujer esté motivada y se esfuerce en conseguirlo. Sin embargo, algunos autores confirman que en estos casos se pueden producir recanalizaciones espontáneas, favoreciendo el éxito de la LM. Incluso hay madres que necesitaron suplementar la primera lactancia pero no la segunda, llegando a ser exclusiva.

En el caso de la técnica del pedículo inferior se preserva mejor el tejido mamario e interfiere menos con la capacidad de producir leche. Por ello se considera más prudente el uso de esta técnica en mujeres en edad fértil que desean amamantar en un futuro.

Es importante hacer hincapié en que muchas mujeres con reducción de mama que desean dar el pecho a sus hijos consiguen iniciar la LM, lo que se hace más complicado es conseguir una LM exclusiva (definida por la OMS como el uso de la leche materna para la nutrición completa del recién nacido sin adición de otros alimentos o agua durante los primeros 6 meses de vida), necesitando en muchas ocasiones complementar la LM con lactancia artificial. Pero como ya se ha referido anteriormente, dependerá también del tipo de técnica empleada.

 

Conclusión

La LM materna exclusiva es mayor en mujeres no operadas, seguidas de las que se someten a cirugía de aumento y el caso más perjudicado es en la reducción mamaria. En estos dos casos la LM es posible, pero muchas madres tienen dificultades, sobretodo en la reducción de mama. La principal dificultad es la insuficiente producción de leche. El éxito en la LM variará de una mujer a otra y dependiendo también del tipo de operación a la que haya sido sometida.

Por otro lado, hacer mención que no siempre los problemas son físicos, sino que problemas psicosociales pueden jugar un papel importante en la decisión de una madre para amamantar y en que una vez que decide hacerlo consiga una lactancia exitosa. El desánimo personal, la disuasión por profesionales, el asesoramiento erróneo… puede llevar a una mujer no intentar amamantar a su hijo o incluso fracasar en su intento.

Por ello, hay que explicar a la mujer que se puede amamantar incluso no produciendo toda la leche necesaria, para que puedan disfrutar del vínculo que proporciona la LM. Para esto es fundamenta el apoyo profesional, un seguimiento cercano para conseguir una buena técnica y observar signos de producción de leche y crecimiento infantil adecuados en las primeras semanas tras el parto para informar y asesorar correctamente a la madre lactante y asegurar la pronta intervención y suplementación en los casos donde realmente es necesario.  

BIBLIOGRAFÍA

Maroley Rocio LN. Cirugía estética de mamas. Rev de actualización clínica. 2014; 47: 2503-2508

Andrades P, Prado A, Sepúlveda S, Benítez S. Cirugía Plástica Mamaria. En: Apuntes de Cirugía Plástica. Hospital Clínico, Universidad de Chile. 165-188.

Cruz N, Korchin L. Breastfeeding After Augmentation Mammaplasty with Saline Implants. Annals of Plastic Surgery. 2010; 64(5):530-533

Zhen Xiang W, Dong Lin L, Xia D, Pan Y, Ling T, Shi Rong L. Polyacrylamide Hydrogel Injection for Augmentation Mammaplasty. Loss of Ability for Breastfeeding. Annals of Plastic Surgery. 2012; 69(2): 123Y128

Tran PL, Houdjati H, Barau G, Boukerrou M. Allaitement après chirurgie mammaire: information des patients. Gynécologie Obstétrique & Fertilité. 2014; 42(4):205-209 Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias (AETS). Instituto de Salud Carlos III – Ministerio de Sanidad y Consumo. «Riesgos para la salud causados por implantes de silicona en general, con atención especial a los implantes mamarios» (Informe STOA/Parlamento Europeo). Madrid: AETS – Instituto de Salud Carlos III, Diciembre de 2000.

De Andrade RA, Coca KP, Abrão AC. Breastfeeding pattern in the first month of life in women submitted to breast reduction and augmentation. J Pediatr. 2010; 86(3):239-244

Michalopoulo K. The Effects of Breast Augmentation Surgery on Future Ability to Lactate. The Breast Journal. 2007; 13 (1):62-67

Souto GC, Giugliani E, Giugliani C, Schneider MA. The Impact of Breast Reduction Surgery on Breastfeeding Performance. J Hum Lac. 2003; 19(1):43-49

Thibaudeau S, Sinno H, Williams B. The effects of breast reduction on successful breastfeeding: A systematic review. Journal of Plastic, Reconstructive and Aesthetic Surgery. 2010; 63 (10):1688-1693  

Páginas: 1 2 3

  • diciembre 2018
    L M X J V S D
    « may    
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31  

También te puede interesar…

PISCINA

Actuación de la matrona en la natación durante el embarazo

Leer Más →