Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Actualidad  >  Artículo actual

Perfil competencial de la enfermera obstétrico-ginecológica (matrona). Organización de los cuidados obstétrico-ginecológicos tanto en atención primaria como especializada

Por   /  30 Agosto, 2017  /  No hay Comentarios

El programa de atención a la mujer, contempla la atención de la misma en todas las etapas de su vida de una forma integral en una sociedad dinámica y plural que demanda unos servicios sanitarios de calidad. El contenido de la cartera de servicios referente al programa de la mujer, llevado por matronas, incluye:

  • Consejo reproductivo.
  • Control prenatal.
  • Educación para la maternidad y paternidad.
  • Puerperio domiciliario y consulta.
  • Planificación familiar y contracepción.
  • Actividades preventivas en salud sexual y reproductiva.
  • Menopausia/climaterio. Programa de educación para la salud de la mujer durante la menopausia y climaterio.
  • Control y seguimiento de embarazo.
  • Actividades educativas dirigidas a la comunidad en materia de salud materno-infantil y salud sexual y reproductiva: jóvenes, escuelas, asociaciones de mujeres y otros.
  • Detección precoz del cáncer de cérvix y del cáncer de mama.

Para llevar a cabo las actividades, la matrona será la proveedora central de cuidados y en otras ocasiones, ésta actuara en coordinación con otros profesionales, organizando la atención a la mujer. Asimismo es figura referente en la coordinación entre niveles asistenciales.

Organización de los cuidados obstétricos –ginecológicos en Atención especializada

                  La atención especializada sería el segundo nivel asistencial, y su estructura física de referencia sería el Hospital. La misión de la matrona y del equipo multidisciplinario de la atención especializada es prestar asistencia integral a la mujer-hijo-familia durante el proceso de embarazo, parto y posparto inmediato, tanto de bajo riesgo como de riesgo, así como a la mujer que acude a urgencias por una patología ginecológica, obstétrica u oncoginecológica. Esta asistencia está basada en una evidencia científica actualizada y en el respeto y el apoyo a la mujer en la toma de decisiones.

1.- Asistencia en la urgencia ginecológica y obstétrica: Esta asistencia debería realizarse por matronas, el triaje obstétrico(2) por matronas en las urgencias ha demostrado que mejora la respuesta a las necesidades de las usuarias, favorece la continuidad de cuidados y la detección inmediata de situaciones de riesgo. La matrona tendría que tener autonomía para diagnosticar e ingresar a las mujeres que acuden de parto con un embarazo normal, y están capacitadas para valorar a mujeres con problemas gineco-obstétricos, actuar o derivar en caso necesario.

En algunos hospitales se están instaurando, además, protocolos de alta de matronas para las gestantes con embarazos de bajo riesgo y pródromos de parto. La matrona además es experta en lactancia materna, con lo cual, muchos problemas urgentes derivados de ella pueden ser atendidos directamente. Se podrían hacer también protocolos de alta a los problemas de lactancia, así la mujer sería recibida, tratada y dada de alta por la matrona.

2.- Unidad de embarazo de alto riesgo (embarazo patológico): La tendencia hacia la excelencia del cuidado orienta hacia el personal más formado para la asistencia de estas pacientes. La unidad de embarazo patológico es específica y el profesional más formado en la patología del embarazo es la matrona porque, aparte de realizar todas las funciones de enfermera generalista, realiza técnicas específicas como los registros cardiotocográficos y su valoración, escuchas fetales, tactos vaginales, etc.

La matrona como responsable de la asistencia de mujeres gestantes ingresadas, posibilita la realización de inducciones en planta con mayor confort para la paciente, y también el seguimiento de los pródromos hasta su derivación a la unidad de dilatación. Se puede valorar de manera global a la embarazada, detectando las posibles complicaciones y actuar lo más pronto posible.

3.- Asistencia en Dilatación y Paritorio: La Guía de práctica clínica sobre la atención al parto normal, publicada por el Ministerio de Sanidad y Política Social en el año 2010 recomienda que el perfil de los profesionales de paritorio sea el de matrona, ya que se ha demostrado que favorece el parto normal: “se recomienda que los equipos de atención al parto hospitalario promuevan la atención al parto de bajo riesgo preferiblemente por matronas, siempre y cuando éste se mantenga dentro de los límites de la normalidad”.

4.- Consultas: La consulta de fisiopatología fetal debe atenderse sin excepción por la matrona, ya que es el profesional más cualificado para la correcta ejecución, registro, interpretación y actuación en caso de desviaciones de la normalidad de los registros cardiotocográficos. Es el momento, además, de completar el seguimiento del embarazo si falta alguna prueba específica, y por último disminuir los miedos y temores de esta etapa mediante asesoramiento, recomendaciones e información del proceso.

Páginas: 1 2 3 4

  • Diciembre 2018
    M T W T F S S
    « May    
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31  

También te puede interesar…

PISCINA

Actuación de la matrona en la natación durante el embarazo

Leer Más →